Opiniones

Ofrendas de Huaquechula

Por: David Villanueva Lomelí


Puebla nunca deja de sorprendernos con su riqueza cultural, y es en los primeros días de noviembre cuando podemos visitar las majestuosas ofrendas de día de muertos en Huaquechula.

Los días 1 y 2 de noviembre, las familias del municipio de Huaquechula, ubicado en el valle de Atlixco, abren las puertas de su casa para recibir a un gran número de visitantes de todas partes del mundo, para admirar las peculiares ofrendas que dedican a sus muertos.

Los Altares de Muertos de este municipio poblano, pueden llegar a medir hasta 5 metros, y son conocidos por su forma piramidal y su hermoso tono blanco, flores y la luz artificial o de velas.

Las ofrendas son una construcción simbólica que viene de nuestras raíces prehispánicas, que con el tiempo se han mezclado con las creencias religiosas, a fin de rendir tributo a nuestros antepasados.

Cada elemento y nivel de las ofrendas tiene un significado muy especial, que nos recuerda lo importante que han sido estas personas para nosotros.

A las dos de la tarde del día primero, suenan en Huaquechula las campanas del templo anunciando la llegada de los difuntos, los cuales son guiados por caminos de flor de cempasúchil a la base del altar. Es ahí cuando se abren las puertas de las casas para recibir a los muertos y a todas las visitas que colocan una vela y ofrecen una oración.

Otra de las tradiciones es que la familia ofrezca a sus visitantes algo de comer antes de que abandone su hogar.


Como dijo Marco Aurelio: “La vida de los muertos está en la memoria de los vivos.”

Facebook: David Villanueva Lomelí