Opiniones

Fundación de Puebla

Por: David Villanueva Lomelí

Existen varias leyendas sobre la fundación de Puebla: se dice que Fray Julián Garcés, primer obispo de la Nueva España, tuvo un sueño, en el que se encontraba caminando en busca de un lugar donde fundar una ciudad para poder cumplir sus proyectos. Después de mucho, veía al final de su camino un hermoso valle color esmeralda cruzado por dos cristalinos ríos.

En su sueño vio descender a los ángeles, quienes comenzaron a trazar la ciudad. Debido a ello, originalmente se llamó Ciudad de los Ángeles, poco después: Puebla de los Ángeles y, actualmente, la ciudad de Puebla de Zaragoza.

Por otro lado, también se dice que la creación de Puebla se debió a la necesidad de crear una ruta entre la Ciudad de México y Veracruz, dedicada al descanso y al comercio.

Lo que tengo claro es que Puebla es un estado perfectamente ubicado, lleno de historia, arte y cultura, lo que lo convierte en uno de mis favoritos.

Tiene un gran legado prehispánico, con vestigios arqueológicos en municipios cercanos a la capital.

Su centro histórico lleno de colores y sabores, y todas las riquezas naturales que lo rodean, sin dejar de lado las divertidas fiestas y ferias; lo hacen único.

Asimismo, me sorprende con la gran variedad de artesanías. Cada región tiene un producto único, lleno de creatividad y color, como ejemplos tenemos a la talavera, el ónix, el papel amate que ponen en alto el nombre de Puebla.

Aunque no puedo negar que lo que más me llama la atención es la reconocida gastronomía, pues posee platillos reconocidos internacionalmente, entre los que destacan el mole poblano, los chiles en nogada, chalupas, cemitas y los tradicionales dulces, cada uno con una historia más fascinante que el otro.

Como dijo Leonardo Da Vinci: “La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.”

Facebook: David Villanueva Lomelí