Opiniones

Región valle de Atlixco y Matamoros

Por: David Villanueva Lomelí

Ubicada al suroeste del estado de Puebla, y formada por 24 municipios, encontramos la Región Valle de Atlixco y Matamoros.

Entre sus municipios destaca Atlixco “Ciudad de las Flores”, que es resguardado por el volcán Popocatépetl, posee un extraordinario clima cálido, y es sede del festival multicultural Huey Atlixcáyotl.

Asimismo, el municipio de Izúcar de Matamoros, en donde se encuentra el Ex Convento Dominico, y otros edificios construidos en el período del siglo XVI al siglo XVIII. Además, cuenta con balnearios de aguas sulfurosas.

Otro municipio para visitar es Epatlán, donde puedes disfrutar una mojarra de las que se producen en su laguna.

Al hablar de tradiciones, el Día de Muertos no podemos perder la oportunidad de visitar Huaquechula, en donde sus habitantes colocan bellas ofrendas y altares abriéndonos las puertas de sus casas.

Por otra parte, Tepeojuma tiene un zócalo de aproximadamente 50 años de antigüedad además de los centros turísticos Los Ahuehuetes y La Magdalena, en donde podrás pasar un agradable tiempo con tu familia.


En la misma Región de Atlixco y Matamoros, está Tepexco, donde podemos visitar La Presa de los Carros o Cayehuacan, así como los Baños Termales de la localidad de Ixtlala.


A las faldas del Popocatépetl se encuentra Tianguismanalco, en donde se ubica la granja piscícola Xouilin, un maravilloso criadero de truchas listas para ser pescadas y puestas en nuestros platos.

En Tlapanalá se localiza la zona arqueológica con la pirámide de Tepapayeca; el Río Ahuehueyo y el balneario "Ojo del Carbón".

Así también está Tochimilco que conserva su carácter náhuatl, y en cuyo punto más alto se ubica el Ex-convento de Nuestra Señora de la Asunción, una auténtica y asombrosa fortaleza.


Por último, en Xochiltepec tenemos el privilegio de darle un descanso a la vista con el paisaje centrado en la laguna de San Felipe.

La Región Valle de Atlixco y Matamoros cuenta con localidades y paisajes naturales que podemos visitar el fin de semana por su cercanía con nuestra capital.


Como dijo Ralph Waldo Emerson: “La diferencia entre paisaje y paisaje es poca, pero hay una gran diferencia entre los que lo miran."