Opiniones

Dale sentido a tu vida

Por: David Villanueva Lomelí

Entre las reflexiones que realizamos en estos momentos complejos por los que estamos atravesando como sociedad, surge una relacionada con encontrar el porqué de nuestra existencia, en dónde estamos y hacia dónde vamos.

En esta oportunidad, quiero compartirles que una parte fundamental de nuestra salud mental y emocional radica en determinar y encontrar nuestro sentido de vida.

Como punto de partida para este concepto retomo lo que se señala en el libro de Viktor Fankl, “El hombre en busca de sentido”: el sentido de la vida en su acepción fankliana, es así de natural: amores, amistades, proyectos, obligaciones, ilusiones, nostalgias…, todo aquello capaz de servir de palanca para la acción concreta y cotidiana.

Asimismo, se hace mención que “No hay nada en el mundo que sea tan capaz de consolar a una persona de las fatigas internas o las dificultades externas como el tener conocimiento de un deber específico, de un sentido muy concreto, no en el conjunto de su vida, sino aquí y ahora, en la situación concreta que se encuentra.”

Sin duda, estos planteamientos nos presentan argumentos muy interesantes y relevantes en estos meses que han sido complicados en múltiples aspectos; así como el autor describe cómo fue capaz de sobreponerse a todas las adversidades que implicaba estar en un campo de concentración, nosotros podemos buscar nuestros motivos, así como aprovechar nuestro tiempo.

Ello me trae a la mente lo que en su tiempo planteó el psicólogo Abraham Maslow, relacionado con las necesidades de los seres humanos, en donde en su representación gráfica presenta en la base de una pirámide, las fisiológicas, subsecuentemente las de seguridad, las sociales, las de reconocimiento, hasta la punta las vinculadas con la autorrealización.

De igual forma, retomo lo que mencionó el maestro en filosofía Eduardo Infante: Viktor Frankl fue uno de los sobrevivientes de los campos de concentración que controlaban los Nazis; y al ser liberado, señaló, no se salvaron los más fuertes, ni los más buenos, sino quienes tenían una razón para vivir. Los seres humanos necesitamos encontrarle un sentido a la vida. Frankl nos advierte, quien tiene un “por qué para vivir”, puede soportar cualquier “cómo vivir”.

Estos conceptos nos recuerdan que, en nuestro día a día, tenemos que buscar esas actividades y acciones que son parte de los incentivos que hacen que nos despertemos temprano, que trabajemos, que amemos, que disfrutemos este camino denominado vida.

Asimismo, valoremos nuestra salud, nuestra familia, amigos y seres queridos, que también son parte fundamental de encontrar ese sentido de vida, ya que somos seres sociales, y en esta nueva realidad, tenemos la responsabilidad de reencontrar los equilibrios que nos permitan seguir evolucionando como personas, comunidades y como sociedad.

Para ti, ¿qué es lo que te motiva en tu vida diaria? ¿Cómo te sobrepones a las adversidades? Te invito a dejar tu comentario en mi página de Facebook David Villanueva Lomelí, con los Hashtags #Puebla y #VívelaBien.

Como mencionó el ministro escocés Thomas Chalmers: “La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar".

Facebook: David Villanueva Lomelí

www.davidvillanueva.mx